esca Barcelona: 93 206 51 51 Madrid: 91 591 33 05 Gerona: 97 241 72 45
info@itaepsicologia.com Lunes - Viernes 9:00 - 21:00

¿Cómo se manifiesta la adicción a los videojuegos?, ¿Es mi hijo adicto a los videojuegos?, ¿Qué hacer si tu hijo es adicto a los videojuegos?, ¿Cómo se puede identificar a un adicto?

“Roger es estudiante y comparte piso con otros jóvenes de su edad. Desde hace varios meses está jugando a un popular juego de rol online al igual que sus compañeros. Entre ellos reconocen que Roger es “especialmente bueno” y le piden consejo o ayuda en algunas partidas. A él le sienta bien que la gente reconozca su esfuerzo. De hecho, mucha gente que apenas conoce le pide consejo a través del juego y acaba pasando bastante tiempo hablando con algunas de estas personas.

En la actualidad pasa unas cinco horas al día jugando. Dado que por el día estudia, suele dedicarse por la tarde aunque cada vez hasta más entrada la noche. De hecho, ya van varias semanas que se queda dormido ocasionalmente y falta a clase. Si esto le sucede piensa que, ya que está en casa y no ha ido a clase, puede jugar un par de horas más y “aprovechar la mañana”. Cuando no está en casa piensa a menudo en el juego, en que cosas estarán sucediendo mientras no está y en lo que hará cuando llegue a casa y se pueda conectar. Acabadas las clases rechaza cualquier actividad con los compañeros que retrase su vuelta al juego.

En el último semestre el rendimiento académico de Roger ha bajado mucho. No entrega los trabajos en los plazos y prepara muy poco los exámenes. Además, hace semanas que pone excusas para no bajar a su pueblo en fin de semana para poder jugar y, como consecuencia, ha visto muy poco a sus familiares y a sus amigos de toda la vida. Sus compañeros de clase que al principio insistían para que salga de casa ya le llaman muy poco para salir.

Todo esto ha hecho que Roger se sienta mal últimamente aunque no sabe bien porqué. Está más triste y todo se le hace ‘un mundo’. Para evadirse de estos sentimientos dedica más tiempo al juego, tiempo durante el cual se siente bien.”

La diferencia entre jugar por placer y tener un problema con el juego no se mide en tiempo sino en la función que el juego supone. La “necesidad” de jugar para escapar, para aliviar un malestar que no puede afrontarse de otra manera y la falta de control sobre cuando y como se utiliza este “escape” es lo que diferencia el juego lúdico del problemático.

Motivos por los que alguien puede jugar compulsivamente

Los videojuegos son una actividad que puede llegar a ser muy compleja. Quienes juegan de manera compulsiva pueden hacerlo por distintos motivos

  1. La combinación de su forma de ser con las características del videojuego. Hablamos de personas que ya de por sí suelen darle muchas vueltas a un tema (lo que se denomina carácter obsesivo). Si el videojuego les ofrece algo atractivo y un alto grado de complejidad, estas personas pueden convertirlo fácilmente en su actividad principal.
  2. Otras personas pueden jugar por una situación particular. Es frecuente que personas deprimidas, personas desempleadas o con algún otro problema acaben jugando para evadirse. Los videojuegos, como hemos dicho antes, pueden ofrecer un mundo complejo y lleno de “cosas para hacer”.
  3. Aquellos que tienen problemas para relacionarse con los demás pueden encontrar en los videojuegos online una fuente de relaciones sociales que los mantiene muy unidos al juego. Muchas personas que intentan dejar el juego explican que sus compañeros “son buena gente y les caen bien” y es que ¡es verdad! El problema no son las personas que juegan sino la naturaleza de la relación que han establecido. Desgraciadamente, no es una relación sana porque implica que, para mantenerla, se realice una “desconexión” del mundo real.
Señales de alerta

Hay varios factores que pueden tomarse como indicadores de que la conducta de juego es problemática. En general uno debería preguntarse:

  • ¿Con que frecuencia juego? ¿Cuánto tiempo dedico cada día a jugar?
  • ¿Pienso todos los días en el videojuego y en varios momentos del día?
  • ¿Pienso mucho en el videojuego cuando no puedo jugar? (ej., en un viaje de fin de semana)
  • ¿He descuidado mi trabajo o mis estudios por haber dedicado más tiempo al videojuego?
  • ¿Le escondo a mis padres o a mi pareja el tiempo real que juego?

Si la mayoría de respuestas (menos la primera) han sido que sí, quizá estés “enganchado” a un videojuego. Lamentablemente no lo sabrás del todo hasta que intentes dejarlo.

Que se puede hacer
  • Analiza los motivos por los que juegas. Piensa en profundidad y no te dejes ninguno. Probablemente la “simple diversión” ya no se encuentre entre los principales.
  • Haz un balance sobre los costes y los beneficios de jugar. Por ejemplo, puede que sientas satisfacción o reconocimiento de otros jugadores como beneficio pero en cambio, quizá tus amistades se hayan resentido, no duermas bien últimamente y hayas descuidado tus estudios o trabajo.
  • Una vez decidido debes mantenerte alejado. No es justo para ti decirte que solo depende de tu voluntad. Esto no es cierto ni para ti ni para nadie, no te lo pongas difícil y mantente alejado.
  • Llena tu tiempo de ocio con actividades incompatibles. Hacer cosas al aire libre suele ser una opción.
  • Recupera los contactos con tus amistades y conocidos. Recuerda que una parte del juego tenía una función social que debes cultivar de una forma más positiva para ti.
  • Mantente alejado de foros, revistas y webs que se relacionen con el videojuego. Si te das de baja en estos foros te asegurarás de no caer en la tentación.
  • No tienes por qué hacerlo solo. No te avergüences y pide ayuda. La familia o la pareja pueden ser más comprensivos de lo que crees.
Conclusión

La adicción a los videojuegos es un problema muy variado y complejo. En cualquier caso el videojuego gobierna la vida de quien está atrapado por el juego compulsivo. Cambiar es un proceso igual de difícil que el de otras adicciones e implica procesos similares. Primero será necesario tomar consciencia de que la situación no es sostenible por más tiempo y decidirse a actuar. Pedir ayuda es siempre recomendable. A partir de aquí, el plan a seguir debe incluir la restricción de todo lo relacionado con el videojuego así como, de manera paralela, la recuperación de las actividades que estaban apartadas.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si te sientes identificado con lo que has leído o crees que alguien cercano puede necesitar ayuda.

Atención psicológica. Consulta con un psicólogo en Barcelona. Primera visita gratuita
Atención psicológica. Consulta con un psicólogo en Barcelona. Primera visita gratuita
Cesar Lozano
Cesar Lozano
15:24 13 Jan 20
Padezco TOC desde hace mucho. Empecé un tratamiento con ellos y la verdad que estoy muy contento, la evolución es muy notable.
Reyes Moreno
Reyes Moreno
15:28 30 Dec 19
No es un sitio serio. No están para ayudarte.
Alvaro Cuesta
Alvaro Cuesta
11:34 25 Apr 19
18 años trabajando en la misma empresa y de repente me despidieron, porque necesitaban reducir la plantilla a la mitad…. Me quedé como muerto no encontraba salida ni sentido a nada, en Itae Psicología me ayudaron a volver a ser el que siempre había sido y ahora estoy en un nuevo trabajo con un gran proyecto por delante. Lo recomiendo a todo el mundo que en algún momento de su vida necesite ayuda y acompañamiento por un gran equipo de profesionales
Lucia Marquez
Lucia Marquez
12:39 04 Apr 19
Mi divorcio me brindó una crisis de ansiedad, tuve que pedir ayuda en Itae Psicología para poder afrontar mi nueva situación y poder seguir adelante, gracias por ayudarme en ese momento tan difícil para mí, hoy ya llevo una vida completamente normal. Un equipo de grandes profesionales
Laura Lopez
Laura Lopez
00:41 05 Mar 19
De repente me encontré sola después de que mi marido de 20 años de matrimonio me dejara de la noche a la mañana. Gracias a mi Dra y al centro por ayudarme a salir del estado de shock que entré , por reconducirme en el día a día y poder aceptar mi situación, gracias a ellos estoy genial. Solo puedo decir gracias por estar en mi camino.
Edoardo Lorenzo Corda
Edoardo Lorenzo Corda
14:05 25 Feb 19
Me encontraba desmotivado en todo lo que hacía y no encontraba sentido a mi día a día, acudí a la primera visita gratuita en Itae Psicología y allí mediante una evaluación me diagnosticaron depresión, me recondujeron mediante el tratamiento terapéutico y hoy por hoy encuentro sentido a la vida. Gracias por ayudarme.
Pep Parera
Pep Parera
14:53 21 Feb 19
Mi pareja y yo no estábamos bien en nuestra relación, después de nuestra visita en el centro Itae nos ayudaron a ver los motivos, el principal era la poca comunicación entre nosotros, no dieron pautas a seguir y seguimiento en consulta semanal, gracias a ellos cada día somos más felices
Antonio Gonzalez
Antonio Gonzalez
12:54 18 Feb 19
Pasé un tiempo de mucho estrés en el trabajo que me derivó a un estado de ansiedad infernal, gracias a los profesionales de Itae Psicología he podido recuperar la calma y recuperar la pasión por mi trabajo.
Amanda Cuesta
Amanda Cuesta
13:19 16 Feb 19
Lo recomiendo a todas las personas que estén buscando un buen profesional para la ansiedad, grandes profesionales y gran equipo de psicólogos.
IMMA ROCA ESPACHS
IMMA ROCA ESPACHS
10:31 14 Feb 19
Estoy muy feliz y agradecida por la ayuda que he recibido de los profesionales del centro y de todo el personal que me han ayudado a superar mis fobias.
Ver todos los comentarios